LA COMARCA SE UNE CONTRA EL CORONAVIRUS.

Los pueblos de Valverde de Júcar, Villaverde y Pasaconsol y Cervera del Llano se han unido para confeccionar material de protección, el cual están donando a los diferentes colectivos que están en primera línea de defensa en la guerra contra el Covid-19.
La iniciativa surgió cuando un grupo de valverdeños comenzó a elaborar material para el Residencial Valverde, la residencia de personas de la Tercera Edad del municipio y para el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca. Esta iniciativa fue teniendo cada vez más repercusión y empezaron a recibir donativos económicos para la compra de materiales y ofrendas en forma de materiales. Este grupo de personas, que inició su solidaria actividad de manera local, denominándose Solidarios de Valverde de Júcar, ha sumado a sus filas a mujeres de Villaverde y Pasaconsol y Cervera del Llano, dos municipios de la zona, llegando así a 43 participantes.
Están donando material a la Guardia Civil, a residencias de mayores de la provincia, al Hospital Virgen de la Luz y al Hospital de Albacete, a 2 residencias de Tomelloso (Ciudad Real), al Colegio de Médicos de Cuenca, y al Colegio de Enfermeras, a centros de salud, al Centro Base de Helicópteros del SESCAM, a las ambulancias de soporte vital, y a sus vecinos. Incluso, prevén, si todo sale según lo estipulado, ampliar sus donaciones a otros lugares de la región.
Hasta el momento, han elaborado 1520 mascarillas, 5870 batas y 3100 gorros, tanto de tejido TNT como de otros elementos. (ACTUALIZAR LOS DATOS EL DÍA DE PUBLICACIÓN). Además de desarrollar este loable proyecto, están colaborando a revitalizar la actividad económica del pueblo, pues todos los materiales tangibles que pueden, los adquieren en las tiendas de sus vecinos, que también se están viendo muy afectados por esta crisis sanitaria, económica y social.
El equipo de Integra22 se ha puesto en contacto con este grupo, y nos han contado que el secreto de su éxito está en la organización que han tenido desde el principio. Desde el inicio lo plantearon siguiendo un modelo empresarial de producción en cadena, donde unas cortan, otras cosen y otros reparten; en el caso de los envíos a localidades más lejanas cuentan con otros distribuidores como la Guardia Civil y la Panadería Romero, que tiene un despacho en la capital conquense. Aseguran que esta forma de trabajar les ha hecho ser mucho más eficientes, llegando a elaborar hasta 100 batas en un día. En este grupo tiene cabida todo aquel que quiera colaborar, independientemente de si tiene o no conocimientos de costura, pues siempre podrán realizar otras tareas como cortar, repartir o crear materiales pegándolos. Nos relatan que toda esta labor, no solo les ha servido para ayudar a los demás, también han adquirido un sentimiento de utilidad y se han creado un lazo social sólido entre vecinos que antes a penas se conocían de vista y que, con seguridad, continuarán cuando termine esta situación.
Por otro lado, este grupo de voluntarios y voluntarias nos han trasladado que las muestras de agradecimiento que reciben, les motivan a seguir al pie del cañón. Por tanto, desde el Proyecto Integra22, queremos manifestar nuestro reconocimiento y apoyo a los vecinos y las vecinas de Valverde de Júcar, de Villaverde y Pasaconsol y de Cervera del Llano que participan en esta iniciativa, así como a aquellos y aquellas que están realizando donaciones al grupo.
GRACIAS.